Ley de Promoción Económica

tierradelfuego.jpg_1035808756

De acuerdo con la Ley Nacional 19.640, se estableció un régimen especial fiscal y aduanero para Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sud. Esto implica que en la provincia no se pagan aquellos impuestos nacionales que no tengan una afectación especial mayor al 50% de su recaudación ni derechos relacionados con el comercio exterior. En este sentido, no se paga ningún impuesto a la importación o exportación, IVA, Impuesto a las Ganancias, Impuestos Internos, Impuesto a los Bienes Personales, Impuesto a la Transferencia Inmobiliaria, entre otros.
Tampoco otros impuestos nacionales que pudieran crearse en el futuro, garantizando la estabilidad tributaria para quienes inviertan en Tierra del Fuego. Entre las 59 empresas radicadas que se benefician de sus menores aranceles se destacan las correspondientes a los sectores de compuestos y productos plásticos; electrónica, electrodomésticos, climatización, informática, telefonía; partes y componentes; Mecánico y equipamiento para actividad hidrocarburífera; pesquero; productos y artículos de limpieza; y textiles y confecciones.
Actualmente exploramos la oportunidad de apertura de nuevos procesos productivos.